lunes, 21 de abril de 2014

SEXO ADICTOS ANÓNIMOS - QUITO

Los Sexo Adictos Anónimos somos una confraternidad de hombres y mujeres que compartimos nuestra experiencia, fuerza y esperanza unos con otros para poder superar nuestra dependencia sexual y ayudar a otros a recuperarse también.

El único requisito para ser miembro es el deseo de liberarse de la lujuria 
 dominante y de alcanzar la sobriedad sexual. Para ser miembro de SA no se pagan honorarios ni cuotas; nos mantenemos con nuestras propias aportaciones.



SA no está vinculada a ninguna secta, confesión religiosa, partido político, organización o institución alguna; no desea intervenir en controversias; no respalda ni se opone a ninguna causa.

Nuestro objetivo primordial es mantenernos sexualmente sobrios y ayudar a otras personas que son adictas al sexo o sexualmente compulsivas a alcanzar la sobriedad sexual.
Creemos que no deberíamos sofocar (o reprimir) nuestra sexualidad, que proviene de Dios, sino que deberíamos aprender a expresarla de una manera que no demande irrazonablemente de nuestro tiempo y energía, que no nos ponga en peligro legal, ni nos amenace la salud mental, física o espiritual. Se animan a los miembros para que desarrollen un plan de recuperación sexual, definiendo para sí la sobriedad sexual

Para aprender más sobre el Programa SAA
  • Todos los que deseamos parar nuestro comportamiento sexual compulsivo podemos hacernos miembros. No hay otro requisito.
  • Nuestras metas comunes son recuperar la buena salud sexual y ayudar a otros adictos sexuales a librarse de la conducta sexual compulsiva.
  • SAA se mantiene a través de las contribuciones voluntarias de sus miembros.
  • No somos afiliados de ningún otro programa de 12 Pasos, ni formamos parte de ninguna entidad.
    No respaldamos, sancionamos ni nos oponemos a ninguna causa ni asunto de afuera.

Los Sexo Adictos Anónimos somos un programa espiritual basado en los principios y tradiciones de los Alcohólicos Anónimos. Le agradecemos a AA este regalo que hace posible nuestra recuperación.
 

EL ANONIMATO

Lo que se dice tanto en las reuniones como en las conversaciones particulares entre los miembros es confidencial. A los miembros les preocupa mucho el anonimato debido a lo delicado que es ser adicto al sexo. Hablamos de nuestro programa de recuperación pero no mencionamos los nombres de las personas que están en él.

Todo lo que se habla en el programa queda dentro del programa. Los miembros no contamos a ninguna otra persona lo que escuchamos sobre las intimidades que los miembros nos cuentan en base a la confianza.

 
PRINCIPIOS DE SEXO ADICTOS ANÓNIMOS
Sexo Adictos Anónimos es una confraternidad de 12 Pasos basados en los principios de Alcohólicos Anónimos, inclusiva de toda orientación sexual, abierta a cualquiera que tenga el deseo de dejar la compulsión sexual.

No constituimos «terapia en grupo», sino un programa espiritual que facilita un ambiente seguro donde trabajar con los problemas de la adicción y sobriedad sexuales. Creemos que no deberíamos sofocar  (o reprimir) nuestra sexualidad, que proviene de Dios, sino que deberíamos aprender a expresarla de una manera que no demande irrazonablemente de nuestro tiempo y energía, que no nos ponga en peligro legal, ni nos amenace la salud mental, física o espiritual. Se animan a los miembros para que desarrollen un plan de recuperación sexual, definiendo para sí la sobriedad sexual. No hay requisitos para entrar en nuestras reuniones: cualquiera que tenga dificultades con la compulsión sexual está bienvenido.

En muchos aspectos nos identificamos enormemente con los alcohólicos y drogadictos. Esto significa que en nuestras actividades sexuales o cuando estamos bajo la influencia de la lujuria experimentamos un cambio de personalidad que nos lleva a seguir practicando conductas dañinas o peligrosas a pesar de las consecuencias negativas que nos acarrean. Es por eso por lo que nos llamamos “borrachos del sexo” o “sexólicos”. Al igual que los alcohólicos, que son impotentes ante el alcohol, nosotros no podemos parar una vez que entramos en contacto con la lujuria.

La lujuria, para nosotros, puede incluir cualquier tipo de conducta sexual. La lujuria también puede consistir en un estado mental en el que la fantasía desplaza nuestro sentido de la realidad y en el cual un intenso deseo nos obliga a modelar el mundo de acuerdo con nuestros propios deseos internos.
Este grupo ayuda a aquellos que desean interrumpir sus pensamientos autodestructivos por ser adictos al sexo.


No hay comentarios: